31 de mayo de 2015

31 de Mayo Día del Árbol y Semana de la Conservación de los Recursos Naturales Renovables


Este último domingo de mayo, es el Día Del Árbol y comienzo de la Semana de la Conservación de Los Recursos Naturales Renovables.
Es a partir de 1951, que por Resolución del Ministerio de Educación, se celebra en toda Venezuela el Día del Árbol, destinándose la última semana de mayo como de la Conservación de nuestros Recursos Naturales Renovables, con lo que se ha querido fomentar el amor por las maravillas del reino vegetal.
Pero no es sólo en Venezuela que tal acontecimiento ocupa la atención de autoridades y pueblo, sino que en todas partes del mundo, con algunas que otra diferencia en fecha, en nombre o en alcance, se destina un día o una semana para tan justa y significativa celebración.
La fiesta del árbol ha venido a servir como puente de estrecha relación entre Hombre y Naturaleza, donde el primero reconoce y agradece a la segunda los innumerables beneficios que en un sinnúmero de casos ha recibido, declarando la imposibilidad de vida para el género humano, si no existiera el reino vegetal. Ha venido a constituir la Fiesta del Árbol, la fecha donde la humanidad se reconcilia con la Madre Naturaleza y que ésta nos perdona por los desmanes, que en uno u otro momento hace el hombre contra ella. Es el día en que una vez por todas, debemos aprender a tener conciencia de que nuestras condiciones de vida dependerán en el futuro de nosotros mismos, en la medida de nuestro mejor o peor comportamiento con el mundo que nos rodea. Ese reconocimiento a la naturaleza debe traducirse en respeto y conservación de sus recursos, lo que va unido a la tendencia, en nosotros, de más fuentes de bienes naturales para la subsistencia, es decir más productos vegetales, más agua, más arborización, más áreas verdes, más parques, más aire puro, más incentivo para la conservación de nuestra flora y fauna, más materia prima vegetal para nuestras industrias, más bellezas naturales; y con todo esto, una Venezuela más rica, más sana, más próspera, un país por el que nos sentiremos más orgullosos de ser Venezolano.