24 de junio de 2015

24 de Junio Aniversario de la Batalla de Carabobo y Día del Ejército


La Batalla de Carabobo, librada un 24 de Julio de 1821, fue la culminación de un sabio plan ideado por nuestro Libertador, que iría a echar por tierra las pretensiones de las fuerzas españolas de continuar disputándonos nuestro suelo, nuestra nacionalidad y nuestra condición de pueblo libre. Con la hazaña de Carabobo el ejército venezolano y los oficiales que en ella intervinieron, se elevaron heroicamente y para la posteridad, como figuras gigantes ante la Historia.
El plan ideado por Bolívar, conocido como Campaña de Carabobo, cubrió casi todo el territorio patrio, y en él participaron todos los altos jefes militares presentes en ese momento en el país. El Libertador había impartido órdenes a Soublette y Bermúdez, en Oriente; a Urdaneta y Carrillo en Occidente y a Páez en los Llanos, para realizar movimientos, ocupar posiciones e impedir la concentración total del ejército realista en el centro del país, donde supuestamente, se realizaría el combate final.
Plaza había desbaratado una avanzada realista, batiendo al enemigo y ocupando a Caracas; y aunque después esta ciudad fue retomada por los realistas, el efecto del movimiento había resultado positivo. Por su parte, Urdaneta y Carrillo dominaban las posiciones del Occidente, y Páez, desde el Apure venía a unírsele a Bolívar con hombres, caballos y ganado.
Ocupado San Carlos por el Libertador y ya incorporadas las fuerzas de Páez y las de Urdaneta, quien se había quedado enfermo en Barquisimeto, Bolívar trazó su plan de batalla. Se organizó el ejército en tres divisiones, al mando de Páez, Cedeño y Plaza. El Jefe del Estado Mayor era Santiago Mariño- entre los otros oficiales figuraban: Tomás Farriar, Bartolomé Salom, Pedro Camejo, Diego Ibarra, Daniel O´Leary, Nicolás Arrias, Juan Uslar, José Laurencio Silva, Rafael Heras y otros. El día 23 pasa revista Bolívar a su ejército, compuesto por un poco más de 6.000 hombres, impartiendo a sus oficiales las últimas instrucciones, para el combate del siguiente día. El ejército realista lo formaban 5.000 soldados, pero con la ventaja de haberse alineado en las mejores posiciones del campo y con suficientes piezas de artillerías que cerraban la entrada de los nuestros a la llanura. Dos caminos conducían a la planicie, pero utilizar cualquiera de ellos, significaba el sacrificio de gran número de hombres.
Bolívar, desde el alto de Buenavista, observó todo el panorama y ordenó a Páez flanquear al enemigo por la derecha, utilizando un estrecho sendero por donde sólo pasarían de uno en uno. Bajo una descarga continua el Batallón Apure logró llegar a la planicie y cambiar fuego en desventajas con tres batallones realistas. El momento era difícil, pero en auxilio de los nuestros llegaban la Legión Británica, al mando de Farriar, de la misma división, y rodilla en tierra resistió el intenso fuego del enemigo. Ello dio tiempo para que el resto del Batallón Apure se repusiera, y junto con dos compañías de Tiradores, que también habían entrado al campo, arremetieran con tanto ímpetu sobre los contrarios, que la batalla se decidió en menos de una hora.
Batallones enteros fueron hechos prisioneros. La Torre y su segundo Morales, huyeron hacia Puerto Cabello y el Batallón Valencey se retiró noblemente hacia Valencia. Sólo 200 hombres, entre muertos y heridos, sufrió el ejército patriota. Entre los muertos figuraron: Cedeño, Plaza, Negro Primero, Farriar y otros oficiales. Bolívar reconoció la hazaña llevada a cabo por sus soldados y elevó a Páez al grado de General en Jefe.

Esta campaña de Carabobo y la victoria final lograda con decisión y valentía, marcó el término de la dominación española en nuestro país, culminando, después de tantos años de sangrientas luchas, la hazaña libertaria que tuvo su comienzo un 19 de Abril de 1810, y cuya consecuencia iría a traducirse en un pueblo libre y soberano.

20 de junio de 2015

20 de Junio Día Mundial de los Refugiados


«Los refugiados son personas como las demás, como tú y como yo. Antes de ser desplazados, llevaban una vida normal y su mayor sueño es recuperarla. En este Día Mundial de los Refugiados, recordemos la humanidad que nos es común, celebremos la tolerancia y la diversidad y abramos nuestro corazón a los refugiados en todo el mundo.»
Secretario General Ban Ki-moon
Mensaje del Día Mundial de los Refugiados
20 de junio de 2015
Cada minuto, ocho personas lo dejan todo para huir de la guerra, la persecución o el terror y la mayoría tienen que elegir entre algo horrible o algo aún peor.
La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, también conocida como ACNUR, trata de proporcionarles cierto bienestar, pero tiene que hacer frente a un número cada vez mayor de desplazados.
Como una expresión de solidaridad con África, continente que alberga a la mayoría de los refugiados del mundo, la Asamblea General de las Naciones Unidas, adoptó la resolución 55/76  el 4 de diciembre de 2000, en la que declaraba el 20 de junio Día Mundial del Refugiado, haciéndolo coincidir así con el aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951.


15 de junio de 2015

15 de junio como Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez


  
La población mundial de las personas de 60 años o más será más del doble, de 542 millones en 1995 a alrededor de 1.200 millones en 2025. Se estima que entre el 4% y el 6% de las personas mayores de todo el
mundo han sufrido alguna forma de abuso y maltrato.
El maltrato de las personas de edad puede llevar a graves lesiones físicas y tener consecuencias psicológicas a largo plazo. Los malos tratos a las personas de edad se prevé que aumentarán dado que en muchos países el envejecimiento de la población es rápido.
El maltrato de las personas mayores es un problema social mundial que afecta la salud y los derechos humanos de millones de personas mayores en todo el mundo y es un problema que merece la atención de la comunidad internacional.

La Asamblea General de las Naciones Unidas, en su resolución 66/127, designa el 15 de junio como Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. Representa el día del año cuando todo el mundo expresa su oposición a los abusos y los sufrimientos infligidos a algunas de nuestras generaciones mayores.


«El lamentable delito del maltrato de las personas de edad suele ocurrir en entornos privados y reservados, por lo que una respuesta pública explícita resulta mucho más importante. Fortalezcamos nuestra determinación de poner fin a este problema como parte de nuestros esfuerzos más amplios por crear una vida digna para todos.»
Mensaje del Secretario General, Ban Ki-moon




14 de junio de 2015

14 de Junio día Mundial del Donante de Sangre



La Asamblea Mundial de la Salud, que es el máximo órgano de decisión de la Organización Mundial de la Salud OMS, designó que el 14 de junio de cada año se celebre el Día Mundial del Donante de Sangre como muestra de reconocimiento y agradecimiento hacia los donantes de sangre de todo el mundo. La fecha conmemora el nacimiento de Karl Landsteiner (Viena, Austria, 14 de junio de 1868–Nueva York, 26 de junio de 1943), patólogo y biólogo austríaco, que descubrió los Grupos sanguíneos ABO.
El gran logro de Landsteiner es el descubrimiento y tipificación de los grupos sanguíneos. Se le concedió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en el año 1930.
El Día Mundial del Donante de Sangre ha sido elegido por la Asamblea Mundial de la Salud para promover el acceso universal a sangre segura mediante la donación de sangre voluntaria y no remunerada.
La Organización Mundial de la Salud OMS eligió el 14 de junio como el día dedicado a reconocer a los millones de personas que, al donar sangre, salvan vidas y mejoran la salud del prójimo.

China, país anfitrión del Día Mundial del Donante de Sangre
El país anfitrión del Día Mundial del Donante de Sangre 2015 es China, a través de su centro de sangre en Shanghai, que es también un centro colaborador de la OMS para los servicios de transfusión sanguínea.


Los objetivos de la campaña de este año son:

·         agradecer a los donantes de sangre sus donaciones, que permiten salvar vidas humanas;
·         promover la donación de sangre voluntaria y no remunerada;
·         concienciar a la población sobre la necesidad de donar sangre con regularidad debido a que los componentes de la sangre tienen un periodo de conservación breve, y animar a los donantes habituales y a posibles donantes a que donen sangre con regularidad;
·         centrarse en la salud de los donantes y en la calidad de la atención que reciben, pues son factores fundamentales para obtener su compromiso y promover el deseo de donar regularmente; y
·         convencer a los ministerios de salud de que manifiesten su reconocimiento a los donantes voluntarios no remunerados y proporcionen recursos suficientes para prestarles una atención de calidad.



13 de junio de 2015

13 de Junio Nace José Antonio Páez


Nace en el caserío Curpa, cerca de Acarigua, el que iría a ser general José Antonio Páez, prócer de la Independencia, una de las figuras más famosas de la historia Patria. A Páez le toco desempeñar un papel de primera en la gran batalla de Carabobo. Fue su división la que decidió el triunfo del importante combate, con el que se logró la independencia del país. Más adelante logro desalojar a los realistas de Puerto Cabello, ultimo sitio ocupado por los españoles.
General en Jefe de la Independencia de Venezuela. Presidente de la República en tres ocasiones. Se le conoció con algunos de los siguientes calificativos: "El Centauro de los llanos", "El León de Payara" y "El Taita". La historiografía tradicional lo ha acusado (¿injustamente?) de traicionar a Simón Bolívar, por encabezar en 1826 el movimiento denominado como "La Cosiata", el cual buscó separar a Venezuela de la Gran Colombia. La figura de Páez dominó la escena política venezolana a partir de la Batalla de Carabobo en 1821, hasta el Tratado de Coche en 1863, cuando concluyó la Guerra Federal.
El 24 de marzo de 1831 Páez fue electo presidente constitucional de Venezuela por 136 votos de los 158 sufragantes surgidos de las asambleas electorales. En este primer gobierno, llevó a cabo una labor organizadora del Estado, con medidas administrativas en materia de impuestos, inmigración, liberalización del crédito, educación, orden público, y asuntos internacionales. Durante este período, Páez enfrentó dos crisis: la resistencia a jurar la constitución por parte del Arzobispo de Caracas, Ramón Ignacio Méndez, que terminó con la expulsión de éste, y el alzamiento de los generales José Tadeo Monagas y José Gregorio Monagas (primero con el pretexto de restituir la Gran Colombia y luego en favor de la autonomía de un Estado Oriental) que fue contenido militarmente y concluyó con un convenio entre Páez y los jefes orientales.

En 1835 entregó el poder a su oponente José María Vargas. Ese mismo año aplacó la insurrección militar conocida como la Revolución de las Reformas, colocándose del lado del gobierno constitucional y del derrocado presidente. En 1838 fue electo para una segunda presidencia que asumió el 1 de febrero de 1839. En este nuevo mandato siguió ocupándose de la educación, el crédito exterior, la deuda pública contraída por la antigua República de Colombia y repatrió los restos mortales del Libertador. En enero de 1843, fue sustituido en la presidencia de la república por el general Carlos Soublette.
En Calabozo, el 4 de febrero de 1848 inició Páez un movimiento armado contra el gobierno de José Tadeo Monagas. En la batalla de Los Araguatos (10.3.1848) fue derrotado por José Cornelio Muñoz, emigrando a Nueva Granada, siguiendo a Santa Marta y de allí a Curazao. El 2 de julio de 1849 invadió Venezuela por la Vela de Coro; ofensiva que concluyó con su captura en Macapo (Edo. Cojedes) por parte del general José Laurencio Silva, quien lo remitió a Caracas. Monagas lo encarceló en el castillo de San Antonio de la Eminencia de Cumaná, donde lo visitaron su esposa Dominga Ortiz y su hija; de allí salió el 23 de mayo de 1850 al destierro.
Volvió a Venezuela el 18 de diciembre de 1858 a solicitud del presidente Julián Castro y de la Convención de Valencia, para que se encargue del ejército y de la pacificación del país, convulsionado por el alzamiento de los promonaguistas, liberales y federalistas. Cuando estos últimos proclaman la Federación el 20 de febrero de 1859 en Coro (Guerra Federal), el gobierno central lo nombró jefe de operaciones en la Provincia de Carabobo; pero al no obtener las amplias facultades que exigió, renunció en abril, y optó por regresar a los Estados Unidos, país en el que había estado durante su destierro. A su regreso, fuerzas conservadoras leales a él derrocaron al presidente constitucional, Pedro Gual, y Páez lo sustituyó como Jefe Supremo de la República, el 10 de septiembre de 1861. Las consecuencias de este golpe de Estado repercutieron hondamente desde entonces en la historia del país ya que por primera vez alguien recurría exitosamente a la dictadura violentado la constitución y las instituciones republicanas por motivos meramente personalistas. Esta acción sentó un claro precedente de cómo alguien, con suficiente poder y evocando supuestas razones superiores a la ley, podía pasar por encima de los poderes constituidos sin problema alguno; un legado que no tardó en ser practicado por otros caudillos venezolanos. Todo el año 1862 y parte de 1863, condujo El Centauro de los Llanos la guerra contra los federalistas encabezados por Juan Crisóstomo Falcón. Finalmente el Tratado de Coche pone fin a las hostilidades en abril de ese año. Páez gobernó nominalmente en Caracas hasta mediados de junio; el 13 de agosto salió de Venezuela por tercera y última vez, estableciendo su residencia en los Estados Unidos.

En su exilio se dedicó a viajar y escribió su autobiografía. El 13 de julio de 1867, el gobierno de Venezuela le expidió el diploma que lo acreditaba como Ilustre Prócer de la Independencia Suramericana. El 6 de mayo de 1873 murió en Nueva York. Sus restos fueron repatriados y sepultados en el Panteón Nacional, el 19 de abril de 1888.

Fuentes: http://www.venezuelatuya.com/biografias/paez.htm

4 de junio de 2015

4 de Junio de 1830 Muerte del Mariscal Antonio José de Sucre


El 4 de junio de 1830, día viernes, muy temprano por la mañana, Antonio José de Sucre toma el camino de su cita final. En el sendero estrecho a Cabuyal, en las montañas de Berruecos, cuatro asesinos contactados por José María Obando lo esperaban. Ellos eran: Apolinar Morillo, venezolano, Andrés Rodríguez y Juan Cruz, peruanos, y Juan Gregorio Rodríguez, de Tolima, Colombia. Cuando pasa la comitiva, una voz grita: «¡General Sucre!». El joven General, de apenas 35 años de edad, voltea y en el acto suenan los disparos. Sólo pudo oírsele decir: «¡Ay balazo!». Y cayó muerto el novel General cumanés, víctima de las intrigas y las ambiciones.
Al conocer la noticia, Bolívar, lleno de dolor, exclama: «Se ha derramado, Dios excelso, la sangre del inocente Abel...
NECROLOGIA
El General en Jefe Antonio José de Sucre ha sido asesinado el 4 de junio de 1830: y Colombia debe llorar su muerte como una pérdida nacional.
El General Sucre nació en Cumaná, capital del departamento de Maturín, en el año de 1795. Su primera educación fue de las mejores que en aquella época se proporcionaban en estos países.
La revolución del año de 10 encontró a Sucre al salir de la puericia. La flor de la juventud, impelida de un instinto noble y del amor a su patria, corrió a las armas, sin esperanzas de hacer fortuna, y sin más objeto que la gloria y la libertad. De este número fue Sucre.
Desde luego se presintieron sus destinos. El se consagró al estudio que debía hacerle digno de su elevación.
Unió su aplicación estudiosa al amor del orden, á la subordinación estricta y a la obediencia a las leyes.
Con estas disposiciones sirvió desde el año de 10 y ascendió sucesivamente desde subteniente hasta Coronel.
Su capacidad y su mérito le hicieron destinar al Estado Mayor, y en este ramo importante del servicio mereció ser elevado al empleo de General de Brigada, en tiempo en que no se prodigaban tan elevados puestos de la milicia.
En el año de 20 fue la entrevista del Libertador con el General del ejército español don Pablo Morillo. Un armisticio y la regularización de la guerra fueron los efectos de aquel suceso memorable. El General Sucre, ya distinguido por sus talentos, por sus luces, por su destreza y su discreción, fue uno de los escogidos para concluir los convenios; y ellos serán siempre un monumento de su tino y capacidad en los negocios diplomáticos.
Hasta entonces la carrera militar del General Sucre, ni fue oscura ni brillante; porque no había mandado cuerpos de ejército, y porque comúnmente el brillo de las armas no refleja sino en la espada del General.
El año de 21 comienza su época gloriosa. El departamento de Guayaquil había arrojado el yugo español, y necesitaba de un Jefe que dirigiera sus movimientos y lo pusiera á cubierto de las empresas de los enemigos que ocupaban al Ecuador, Asuay y una parte del Cauca. El General Sucre fue escogido para esta empresa importante y trascendental.
El salvó á Guayaquil, cuando la traición de un Jefe expuso el Departamento a recaer en poder de los españoles: reanimó los espíritus, inspiró confianza, restableció el orden, organizó los escuadrones de Yaguachi y preparó la victoria de Pichincha.
En Pichincha consumó la creación de la República. Con el Sur libre, se presentó al universo Colombia en su integridad natural, y se fundaron las esperanzas de la libertad del Perú y de la creación de dos nuevas repúblicas; su recompensa fue el ascenso a General de División.
Pasto se libertó en Pichincha, y Pasto mal aconsejado se armó nuevamente contra sus libertadores. Correspondía al General Sucre asegurar el fruto de su victoria: fue encargado de someter de nuevo á Pasto, y correspondió á la confianza que de él se hizo con la celeridad y gloria con que están marcadas todas sus empresas.
El genio, el mérito, la misma gloria lo llamaban al Perú, Precedió al Libertador, fue acogido con entusiasmo y encargado del Gobierno del Estado en una situación demasiado crítica. Sus esfuerzos correspondieron a la confianza que de él se tuvo: y conservó la autoridad hasta que fue encargada al Libertador.
Fue preciso crear y organizar el ejército, y conferir el mando á un General experimentado y digno de acometer y dirigir la ardua empresa de arrojar al ejército español de todo el, Perú. La elección recayó en el General Sucre, aunque era el más moderno de los de su grado que existía allí.
No permiten los límites de este artículo referir todo lo que hizo aquel diestro capitán. Jamás vió la América un ejército más disciplinado, más moral, ni más digno de un perfecto General. Sus movimientos estratégicos, su retirada, la elección del campo en que debía triunfar, todo fue grande, todo inspiró respeto á los enemigos, y todo contribuyó á la esplendidez de la más señalada victoria sostenida en el Nuevo Mundo.
Bolivia fue una creación de Ayacucho, y los bolivianos, en su exaltación, escogieron para su primer gobernante al que les dió el ser. El General Sucre presidió los destinos de aquella nueva República con acierto y justicia. Allí desenvolvió sus talentos administrativos, el genio de un fundador y las miras extensas de un grande hombre. Zanjó los cimientos de un hermoso edificio, y resolvió dejar el mando supremo y volver a su patria, por vivir como ciudadano y dar un ejemplo práctico de republicanismo.
Pisó las playas de su patria cuando ya la guerra con el Perú era inevitable. El fue precedido de la noticia de su próxima llegada; y el Gobierno quiso aprovechar esta ventaja. Le nombró Jefe superior político y militar de los Departamentos del Sur, y el suceso justificó la elección. El General Sucre aceptó el mando por el tiempo preciso de la campaña. Formó su plan de operaciones, hizo mover los cuerpos, escogió a Tarquí para teatro de su última proeza, dio la batalla, triunfó, concluyó el memorable convenio de Girón y dejó de mandar.
Estaba convocado el Congreso constituyente que debiera fijar los destinos de Colombia, y Cumaná su país natal, puso los ojos en él. Sus distinguidas cualidades decidieron á aquel cuerpo a elegirlo para su Presidente, y posteriormente para la ardua comisión que se dirigió á Venezuela. Ella no tuvo el suceso prometido; empero sirvió para mostrar su capacidad. Habiendo regresado á la capital, resolvió marchar precipitadamente á los Departamentos del Ecuador, donde creía su presencia importante. El fue advertido de los riesgos que corría, y confiado en su nombre y en su mérito, no quiso tomar las precauciones convenientes.
Esto lo perdió. El día 4 de junio en la montaña de Berruecos cerca de Pasto, recibió una descarga de fusilaría que lo privó de la vida. El Prefecto y Comandante General del Cauca están (en 1830) practicando las diligencias más activas en el descubrimiento y persecución de los asesinos. ¡Así murió a los 35 años de edad el vencedor de Ayacucho! ¡Así acabó su vida corta, pero tan llena de merecimientos!.
Si hubiera exhalado su espíritu sobre el teatro de la victoria; con su último aliento habría dado gracias al cielo de haberle reservado una muerte gloriosa; pero asesinado cobardemente en una oscura montaña, él deja á su patria el deber de perseguir esta alevosía, y de adoptar medidas que corten nuevos escándalos y la repetición de escenas tan lamentables como oprobiosas.
(Gaceta de Colombia de 4 de julio de 1830)

2 de junio de 2015

2 de junio de 1866 Muere Luisa Cáceres de Arismendi


Tal día como hoy, hace 148 años, falleció en Caracas Luisa Cáceres Díaz de Arismendi, heroína de la Guerra de Independencia de Venezuela, esposa del General Juan Bautista Arismendi, quien fue torturada, encarcelada ilegalmente y desterrada a España, para ejercer presión sobre la causa patriota, y cuya resistencia a abandonar los ideales independentistas de Arismendi o de apoyar a los realistas para desmoralizarlo, le ganaron un lugar en el Panteón Nacional de Venezuela.
Tras contraer matrimonio en 1814, fue arrestada y trasladada al Castillo Santa Rosa luego que Arismendi se sublevara en noviembre de aquel año. En medio de la encarnizada lucha entre patriotas y españoles, y mientras se hallaba en prisión, Luisa Cáceres dio a luz una niña que murió al nacer el 26 de enero de 1816.
Fue trasladada al fortín de Pampatar el 29 de enero y el 22 de marzo a la prisión de La Guaira, desde donde fue enviada al Convento de la Concepción de Caracas, y mantenida en custodia hasta el 3 de diciembre, fecha en que fue remitida en el buque "El Pópulo" hacia Cádiz, España. Llegó a Cadiz el 17 de enero de 1817, tras un viaje plagado de adversidades, y se negó a firmar un documento para manifestar su lealtad al Rey de España y rechazar la posición rebelde de su marido.
Escapó de prisión ayudada por simpatizantes de la causa patriota y regresó a Margarita, donde llegó el 26 de julio de 1818, 4 años después de haber sido arrestada. Luisa Cáceres de Arismendi residió en Caracas en relativa oscuridad hasta el día de su muerte. El 24 de agosto de 1876 se convirtió en la primera mujer en ser exaltada al Panteón Nacional.




Efemérides Mes de Noviembre

This interactive crossword puzzle requires JavaScript and any recent web browser, including Windows Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome, or Apple Safari. If you have disabled web page scripting, please re-enable it and refresh the page. If this web page is saved on your computer, you may need to click the yellow Information Bar at the top or bottom of the page to allow the puzzle to load.

Consigue guiar a la abejita hasta la flor

Consigue guiar a la abejita hasta la flor

Imprime y Coloreame

Imprime y Coloreame
Haz clic derecho con el ratón y selecciona guardar imagen como.

Efemérides Destacada de Hoy

17 de Febrero 2020

5 Mascaras para que disfrutes tu Carnavales

5 Mascaras para que disfrutes tu Carnavales
haz clic derecho en la imagen y elige guardar imagen como, luego imprime

5 Mascaras para que disfrutes tu Carnavales

5 Mascaras para que disfrutes tu Carnavales

5 Mascara para que disfrutes tu Carnavales

5 Mascara para que disfrutes tu Carnavales

5 Mascaras para que disfrutes tu Carnavales

5 Mascaras para que disfrutes tu Carnavales

5 Mascaras para que disfrutes tu Carnavales

5 Mascaras para que disfrutes tu Carnavales