15 de febrero de 2016

15 De Febrero Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer Infantil.


Para 2009, 1.671 niños venezolanos vieron truncada la alegría de la infancia por la necesidad de batallar contra el cáncer. Estas cifras, ofrecidas por el Ministerio de Salud, envuelven en número un problema de salud pública que congregó a más de 90 naciones del mundo para decretar este 15 de febrero como el Día Internacional por la lucha contra el cáncer infantil.
Desde hace 12 años, cada día como hoy se conmemora en el mundo el Día por la lucha contra el cáncer infantil para recordar la necesidad de que se unan esfuerzos para fomentar el diagnóstico temprano de esta enfermedad.
De acuerdo a cifras de la Unión Internacional contra el Cáncer, el cáncer en los niños es una enfermedad que, contrario a los adultos, es curable en un 85% de los casos. No obstante, más allá de este esperanzador pronóstico, la alta tasa de mortalidad infantil por esta enfermedad, principalmente en los países que conforman los dos tercios menos pudientes del mundo, es consecuencia de la falta de información al respecto y del diagnóstico tardío de las afecciones.
La doctora Ruth Gómez, directora del oncológico infantil Luis Razetti, ubicado en Caracas, explica que pesar de que el cáncer infantil representa el 2% de todos los cánceres del ser humano, su importancia radica en que constituye la segunda causa de muerte en los niños menores de 15 años alrededor del mundo.
Además de este indicador, Gómez agrega el impacto psico-emocional que un diagnóstico de cáncer infantil produce no sólo en el niño que lo padece sino también en el entorno familiar". No es una noticia fácil de digerir, ni en el momento inmediato ni cuando se toma conciencia del matiz que tendrán los días venideros.
"Generalmente el cáncer infantil tiene muchas diferencias con el cáncer en adultos, primero porque el tipo de cáncer se manifiesta de una manera más brusca que en los adultos, pero por otro lado hay muchas más posibilidades de mejoría, y a diferencia del adulto en el que influyen los factores ambientales como la dieta y exposición a ambientes riesgosos, en el niño eso no ocurre, por lo que las causas siguen siendo bastante desconocidas, aunque últimamente se menciona la incidencia de factores de tipo genético", explica.
En este sentido, la especialista resalta de qué manera la especialización en quimioterapia; radioterapia y tratamientos de soporte como atención nutricional, orientación psicológica, apoyo familiar y prevención del abandono del tratamiento, promovido por las autoridades sanitarias del país durante los últimos años ha contribuido a que aumenten los índices de curación en el país.
"Lo importante de esta fecha es resaltar lo trascendente de esta enfermedad, especialmente de cara a los padres, familiares y allegados para que presten atención a las señales y los síntomas que pueden ayudar a detectar tempranamente el cáncer en los niños y con eso salvarles la vida", resalta la directora del oncológico Luis Razetti.
Alerta frente a la sintomatología

        Entre la sintomatología que debería representar un llamado de atención a los padres para acudir a una evaluación médica especializada, Gómez destaca los siguientes: Fiebre alta injustificada (o que no cede con tratamiento médico) por dos semanas, aparición de puntos rojos en la piel, cansancio prolongado o decaimiento profundo, hallazgo de bultos o prominencias en cualquier parte del cuerpo, fatiga, sangrado, pérdida inexplicable del apetito y dolor óseo localizado.
El oncológico infantil Luis Razetti, ubicado en Cotiza, Caracas, es sólo uno de los centros que presta de manera gratuita atención integral a los niños con cáncer. También el hospital infantil J.M. De los Ríos (con la unidad de radioterapia más especializada del país), el Clínico Universitario y el Hospital Elías Toro son instituciones que forman parte de la política de accesibilidad gratuita a los tratamientos contra el cáncer impulsada por el Gobierno Nacional, a través del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss).

Según reseñó AVN, también en los estados Carabobo, Lara, Zulia, Táchira, Mérida, Sucre, Anzoátegui y Bolívar existen centros de salud pública con oncólogos pediátricos que prestan atención integral -desde diagnóstico hasta tratamiento- lo que representa un ahorro a las familias de los niños y jóvenes que padecen esta enfermedad.