17 de diciembre de 2013

17 de Diciembre de 1830 Muere El Padre De La Libertad De América



            Este 17 de diciembre, al igual que todos los años, se conmemora una vez más, la muerte de Simón Bolívar, el hombre que con su inteligencia y su espada, supo dar la libertad a cinco Repúblicas.
Aquel lejano 17 de diciembre de 1830 fue el ocaso de una vida consagrada a la libertad de un mundo. Nunca los pueblos por él libertados. Podrán hacer lo suficiente para corresponder al sacrificio por la realización de la gran obra, que como herencia imperecedera, nos legara el Liberador.
La muerte del gran venezolano, tuvo lugar en la ciudad colombiana de Santa Marta, donde había llegado enfermo, en estado avanzado, desde Cartagena y Bogotá. En esta ciudad, meses antes, había ya renunciado a la Presidencia de la Gran Colombia, desilusionado y triste por los sucesos políticos, donde la intriga, la ambición, y la ingratitud, habían hecho presa de la labor de desprendimiento y entrega que el Libertador realizara a favor de la emancipación y de la felicidad de las naciones por él libertadas.
Pensó Bolívar embarcarse para Europa, pero la debilidad física que tenía, lo obligó a seguir los consejos de sus amigos, que eran, de dirigirse a Santa Marta y vivir en un clima campestre. Se instaló en la Quinta San Pedro Alejandrino, propiedad del español don Joaquín de Mier, quien se honraba de tener en su casa a tan distinguido huésped.
La noticia del cobarde asesinato de Sucre, fue un profundo golpe moral, que iría a perturbar aún más la salud del genial soldado de la libertad. A pesar de la atención profesional que le prestaba su médico de cabecera, el francés Alejandro Próspero Reverend, y de los cuidados de su anfitrión y de amigos íntimos, la salud de Bolívar empeoraba. El 10 de diciembre recibió los santos sacramentos, y dicta su última proclama, dirigida a los hijos de la Gran Colombia, la obra de la que se sentía orgulloso, y que veía destruida por la ambición y el egoísmo de los que antes habían sido sus colaboradores. Su mensaje final está saturado de generosidad y desprendimiento. Hace un llamado a la unión y a la consolidación de Colombia.
El día aciago llegó el 17 de diciembre. A la una de la tarde dejó de existir el ‘‘Padre de la Libertad Americana’’, ‘‘El Caballero de Colombia’’, ‘‘El Hombre más Grande de América’’, ‘‘El Primer Ciudadano del Mundo’’. Todos estos apelativos, provenientes de consumados pensadores, dicen del alto concepto en que se tenía, se tiene, y se tendrá, a nuestro Libertador, Padre de la Patria.
Por eso, en este 17 de diciembre, los representantes de las repúblicas de Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú, y Venezuela, así como el pueblo, congregado ante la tumba del héroe, en el Panteón Nacional, honrarán su memoria con el ofrecimiento de una corona de flores y la guardia de un minuto de silencio.
¡Simón Bolívar, el Libertador, siempre vivirá en el corazón de los pueblos por él libertados!