8 de mayo de 2016

8 de Mayo Día de las Madre y Mes de La Virgen María


Mayo resulta ser un mes muy especial, primero por celebrarse el día de las madres y segundo, porque la Iglesia Católica ha dedicado este mes para rendir culto a la Madre de Dios.
Cada año, el segundo domingo de mayo se ha consagrado en todo el mundo para la celebración del Día de La Madre. Realmente, a ese ser tan querido y a quien todos le debemos  la vida, es justo dedicarle todos los días del año; pero se destaca el segundo domingo del mes de las flores, como una fecha muy especial para que exaltemos todos, públicamente, el deber y devoción hacia la autora de nuestros días.
Un sencillo regalo o un ramo de flores son, por lo regular, las manifestación más comunes para demostrar el reconocimiento a la Madre en tal fecha. Ella se siente halagada y contenta por el espontáneo homenaje de cariño recibido de los hijos. El ambiente en el hogar se hace cordial y entusiasta, manando desde todos los rincones un fervor de felicidad. Así, el hogar lo veremos como un foco de amor y de tolerancia, gracias al ser a quien le brindamos nuestra atención y cariño en ese día.

Con lo relativo al mes de la Virgen gracias a las diferentes parroquias venezolanas como en el resto del mundo católico, se realizan diversas actividades en honor a la Santísima Virgen. Mes en que también la Santa Iglesia nos recuerda y celebra con gran devoción, las apariciones de la Virgen, bajo la advocación de Nuestra Señora de Fátima, quien quiso transmitir su mensaje de paz, conversión y oración a tres niños pastores de la pequeña localidad de Coba de Iria (Portugal). Apariciones que la propia Virgen deseo autentificar a través de un signo visible, como fue el milagro del sol, ocurrido en octubre de 1917, visto por millares de personas. Siendo hoy por hoy un santuario de oración y tranquilidad, que año tras año recibe un gran número de peregrinos, que seguro se habrá de duplicar en este año. Es por ello que en cada aparición, la Santísima Virgen invita a todos al rezo del rosario por la conversión y la paz de la humanidad.